10 REFLEXIONES DE PEDRO ARMESTRE

Pedro Armestre Fotoperiodismo 3.0

1. Las redes sociales e Internet convierten las fotos en viejas inmediatamente. Digamos que algunas se viralizan e igual que llegan se van. Por ejemplo: Las fotos del primer cuarto de un partido de fútbol entran muy rápido en los formatos digitales y a mitad del partido esas fotos son pasado. Alguna significativa por alguna cuestión resiste y aguanta el paso del tiempo por unos instantes más. Solo unas pocas se mantienen durante largo tiempo o se convierten en históricas o iconicas. Nosotros, cuando trabajamos para la actualidad inmediata, tenemos que cambiar nuestros hábitos.

 

2. Empecé trabajando cuando los medios digitales no existían. Un periódico impreso necesitaba 20 ó 25 imágenes como mucho y excepto la noticia de portada, que podría llevar alguna foto más en el desarrollo interior de la noticia, todo era noticia y foto. Hoy una noticia en medios digitales necesita consumir muchas imágenes para conseguir atractivo y la necesidad editorial a cambiado mucho. Para mi gusto se produce demasiado. Prima la cantidad a la calidad. De ahí que cualquier imagen valga y te sorprendas ante galerías absurdas, creadas por imágenes recibidas de ciudadanos que en la mayoría de los caso no aportan ningún valor informativo.

Económicamente el valor de la imagen también ha cambiado. Un periódico antes necesitaba 25 fotos al día y tenía X euros para conseguir sus fotos. Ahora ese medio escrito, que también tiene medio digital, necesita 350 fotos y mantiene el presupuesto de antes en el mejor de los casos para comprar mucho más volumen de imágenes. ¿Qué puedes hacer? Darle valor a tus imágenes para que digan, “estoy comprando a 20, pero este tío me está ofreciendo una foto por la que yo le voy a dar 60, porque la quiero”. Pero eso no pasa todos los días porque no todos los días tienes esa foto.

 

3. Critico el abuso por parte de los medios de fotos obtenidas de las redes sociales sin contrastar la fuente que la lanza. Para mí las redes sociales solo son medio de comunicación cuando sigues las cuentas oficiales de medios de comunicación o de periodistas (ojo con esto que muchos emiten opinión en lugar de información). Si no, es el bar en el que nos reuníamos antes con un café o con un botellín y te contabas tu película. Si te das cuenta, un porcentaje muy alto del contenido de redes es opinión y contenidos compartidos al azar sin más. Ruido, mucho ruido para despistar.

 

4. Difiero cuando se dice que el periodismo no es imparcial. Uno de los grandes problemas del periodismo es la pérdida de confianza del ciudadano. Se opina demasiado en los medios y se informa poco, y entre lo poco, se hace desde un punto de vista muy partidista. Entiendo la pluralidad informativa que siempre ha existido y que un medio se decanta más a una línea editorial o a otra. Pero de ahí a mentir o simplemente emitir opinión…El lector hábil debe leer el periódico que le gusta para sentir como le regalan los oídos y el del polo opuesto. Con ambos configurarse su idea sobre la información. Leer solo lo que nos gusta oir nos convierte cada vez en mas radicales con nuestros planteamientos y esta comprobado que así nada funciona. Todos debemos ceder para ganancia social general.

 

5. Cambié de la noche a la mañana, de cámaras analógicas a digitales. Pensaba que iba a ser una maravilla por rapidez… pero luego me di cuenta de que esa herramienta nueva, nos obligaba a incluir otras en nuestro equipo diario. Cargamos con multitud de aparatos. Los carretes pesaban menos jejeje. Menudo tormento… cuando trabajabas en película medías mucho más los disparos. 36 disparos, un carrete y para una información llevaba dos carretes o un carrete y medio. Ahora te vienes de una información con 1500 fotos. Una locura para editar y archivar. Parecemos afectados por un síndrome de Diógenes almacenando megas y megas y teras de información en discos duros.

 

6. Antes a la calle solo salía con cámara de fotos el fotógrafo. Ahora, sin darnos cuenta todos llevamos una cámara de fotos. La fotografía, gracias a la llegada digital, se ha democratizado y todos hacemos fotos. Que una persona haga una foto no lo convierte en fotoperiodista. Que un medio se haga eco de una foto recibida de una fuente desconocida no quiere decir que sea real. El peligro es para los medios, que se están haciendo eco de cuestiones sin contrastar previamente. Evidentemente, hay fotos y fotos y situaciones. La foto más publicada a nivel mundial del atentado de Londres en 2012 fue tomada con un móvil y tiene un componente periodístico brutal. Eso ha pasado a lo largo de la historia en determinadas ocasiones por aficionados que estaban en el lugar adecuado en el momento preciso.

Se ha perdido el sentido crítico que debe tener el editor para cotejar de quién es la información que le llega. Y diría que se han perdido los editores de fotografía en los medios. Eso casi es peor.

 

7. La redes sociales te ayudan a potenciar y dar más difusión a determinados temas, pero también te pueden ayudar a desestabilizar, a confundir, a mentir… Insisto que las redes sociales no son medios de comunicación, sino fuentes de información y entre esas fuentes de información, hay algunas que son medios o profesionales fiables. La sociedad no contrasta la información y más problemático es que los profesionales de la información tampoco lo están haciendo en muchos casos. Ven una noticia que les interesa, hacen un corta-pega y la lanzan como propia. Eso no es hacer periodismo y esos supuestos profesionales deberían ser expulsados. Debemos ser críticos, primero con nuestro trabajo y después con el de los demás, y no perder la critica ni encubrir prácticas nefastas para todo el colectivo. Por desgracia he tenido algún momento mediatico y he alucinado como se ha escrito sobre mi estado de salud o mi estabilidad emocional sin haber hablado una sola palabra conmigo. Entrecomillando palabras supuestamente dichas por mí. En otras ocasiones he facilitado información a colegas para ayudarles en alguna cobertura y han escrito crónicas fantásticas en primera persona con las indicaciones facilitadas como si les hubiera ocurrido a ellos. Con el tiempo todo cae por su peso pero mientras dura hace daño a la profesión.

 

8. La cuestión es muy sencilla. Yo lo de la crisis del fotoperiodismo la conozco desde que empecé a currar. Siempre se ha hablado de la crisis del fotoperiodismo. El fotoperiodismo nace en crisis, inicialmente la foto es una alternativa moderna para lucir un hueco en un periódico junto a un texto que era lo realmente importante. La crisis del sector peridístico es culpa de los que trabajamos en ella. Solemos lanzar balones fuera y acusar a las empresas editoriales pero ellos no son los culpables. Si pueden comprar barato para que van a pagar caro. Siempre hay alguien que trabaja bien y más barato. Y ahora se trabajo por debajo del precio de mercado. Tenemos mucho valor para saltar fronteras ilegales, perseguir pandilleros chungos y ¿no tenemos valor para decir las cosas claras a quien compra nuestro material? ¿Cuántos compañeros hay regalando trabajo para ver su firma en un medio o para conseguir el viaje de una ONG? Empecemos por sanearnos desde dentro y luego ¡a por todas! Se puede aunque yo me siento muy a contracorriente. Comencé, junto a la periodista Susana Hidalgo un proyecto propio de periodismo social y medioambiental y en dos años somos sostenibles. La única formula para salir adelante es trabajar, trabajar y trabajar y aplicar las mismas reglas empresariales que quien vende helados o zapatos. La fórmula es la misma en todos los negocios, aunque tengan matices distintos.

 

9. Que un señor, un chaval o una chica coja una foto de un partido de fútbol y la ponga en sus redes sociales porque le gusta Ronaldo, no me molesta. Incluso diría que me gusta porque le ha interesado esa foto, aunque no conozca al autor. Lo que me enerva es cuando una empresa coge la foto de Internet, le quita la marca de agua y hace un banner con ella. Esto es muy habitual, y cuando lo detecto voy de frente a por todas. Normalmente la retiran y en algunos casos, pagan. No interesa mandar un mail ofensivo, funciona mejor la amabilidad. En ocasiones hasta me ha sorprendido la reacción.

Ojo, ¡muy importante! Sigamos mirandonos primero a nosotros. No podemos reclamar el uso fraudulento de una imagen cuando la hemos procesado con programas de edición pirateados, cuando no cumplimos con los impuestos que nos convierte en profesionales. para exigir hay que cumplir y para ser profesional y no solo hay que hacer buenas fotos que si las haces, mejor. Para ser profesional hay que tener una actitud y cumplir como todo hijo de vecino. Si a nuestros hijos les enseñamos a piratear los juegos de la consola y lo ven como algo lógico, ilegal pero permitido, ¿qué podemos esperar de ellos en unos años? Ellos son los jefes del mundo del mañana y la culpa de sus actos serán consecuencia de el aprendizaje que les enseñamos. Personalmente, cumplir con lo que digo me tiene arruinado, me cuesta mucho, pero me siento orgulloso con mis ideales vitales e inculcandolos a mis pequeños.

 

10. El fotoperiodismo está mejor que nunca, fotoperiodísticamente hablando. Hay unos fotoperiodistas fantásticos, la tecnología nos ha ayudado muchísimo a evolucionar en el proceso fotográfico y creativo. Puede tener ventajas y desventajas, pero para mí el fotoperiodismo se encuentra en un  momento “acojonante”. Lo que falla es el modelo empresarial. Ahí está el gran problema y es lo que hay que cambiar. Desde nuestra humilde posición en Calamar2 estamos desarrollando nuestro modelo empresarial. Somos sostenibles aunque estamos creciendo despacio porque la prisa no es buena para tener unos resistentes cimientos. Pensamos que pedimos mucho a quien nos ayuda en nuestros proyectos y reportajes y estamos consiguiendo devolver la moneda no solo con la visibilidad de sus historias. En junio expondremos en el circuito de Photoespaña un proyecto realizado sobre “El derecho humano al Agua” en Centroamérica.  Y hemos conseguido esa exposición porque tú me has abierto las puertas de tu casa, tú nos has dado de comer en la selva guatemalteca, nos has puesto coche y cama cuando lo hemos necesitado… La exposición tiene un caracter solidario con la venta de imágenes numeradas a un precio mínimo y quien las compre opta a llevarse a casa una imagen de la exposición perteneciente a una serie limitada enmarcada. Habrá otras formulas para recaudar fondos y si estos sirven para poner grifos a los ciudadanos de las comunidades que nos ayudaron a elaborar este trabajo estaremos más que satisfechos de ello. En cierto modo, te devuelvo el favor que me has hecho, que  nunca se puede olvidar.

 

Pedro Armestre

Pedro Armestre Fotoperiodismo 3.0 byn

Be first to comment