10 REFLEXIONES DE ÁLVARO DEPRIT

Álvaro Deprit Fotoperiodismo 3.0

1. La aparición de los smartphones no ha cambiado mi manera de trabajar, pero sí que ha cambiado el mundo del fotoperiodismo. Creo que el fotoperiodismo está perdiendo sentido con el tiempo. Cuando ya vemos una foto verdaderamente periodística que te cuenta lo que está pasando, no es de un fotógrafo, es de una persona normal que ha visto una situación y ha hecho una fotografía o un vídeo.

 

2. No he llegado a utilizar el móvil para mis trabajos, pero tengo un amigo fotoperiodista que lo ha hecho e incluso el encargo era precisamente que lo hiciera con el smartphone. No lo he hecho porque, aunque suena a tontería lo que os voy a contar, no lo es. Si te encargan hacer un retrato al Consejero del Ayuntamiento de Roma y te presentas con un smartphone no resulta profesional. Es como si te viene un abogado en chandal. Es una sensación un poco extraña.

 

3. Mi trabajo se ha visto afectado a mejor desde la aparición de las redes sociales. Ha mejorado a positivo, porque gracias a Facebook o a Twitter editores han conocido mi trabajo. Además, llegas a una gran masa de gente. Las redes sociales dan más visibilidad y esto se traduce en posibles encargos o colaboraciones.

 

4. En cuanto a los problemas de derechos de autor de las imágenes, seguramente hayan cogido fotografías mías para alguna web o plataforma online, pero revistas físicas no y no me preocupa tampoco. Si me pasase no me preocuparía mucho, porque algo así no me cambia la vida. Además, cuando lo cogen en otras páginas web para mí es publicidad.

 

5. Publicar una imagen en redes sociales creo que tiene una parte positiva y una negativa. La negativa es que cuando una fotografía ha estado en muchas redes sociales, puede quitarle importancia y profundidad a tu trabajo. Pero también me ha pasado lo contrario. Cuando varias redes sociales o páginas web han publicado un trabajo mío, ha llegado a los ojos de algún editor, les ha gustado y me lo han comprado para la revista.

 

 

6. El fotoperiodista lo es todo en el ecosistema del fotoperiodismo actual. Es como el director de una película. Él físicamente no hace nada, pero elige a la persona que diseña los vestidos… da la forma al trabajo. A nivel práctico, yo hago las imágenes que elijo, después un fotoeditor me ayuda a editar esas fotos, pero yo estoy constantemente con esa persona, que previamente he elegido porque me conoce y sabe lo que me gusta. Su elección es en base a lo que yo quiero de ese trabajo. Estoy presente en todo el proceso.

7. Creo que en los próximos años la imagen del reporter que va a un lugar a mostrar una situación, conflicto, problema social, etc se va a acabar, porque serán las propias gentes que viven en ese lugar las que muestren lo que está pasando con su móvil, por ejemplo.

8. Los medios de comunicación  de la prensa escrita deberían ofrecer calidad, invertir y arriesgarse en lo que se refiere a la parte fotográfica y esto es lo que no  hacen hoy en día muchos medios. Creo que hay muchas revistas que hace periodismo como se hacía hace tiempo, donde también le dan mucha atenciòn a la fotografia, la gente cada vez más tiene una buena educación estética fotográfica y cuando ve una cosa bien hecha y “bonita”, la compra.

Hay crisis en general de las revistas, en gran parte debido a Internet, que ha cambiado el mundo de la comunicación. Es un mercado que no está todavía muy regularizado desde el punto de vista fotográfico.

9. Otra de las causas de la crisis de la prensa escrita es que las revistas no se venden como se vendían antes. De las nuevas generaciones nadie compra una revista y cada vez hay menos lectores de prensa. Y los periódicos, que cada vez tienen menos recursos económicos, malpagan a los periodistas, los fotográfos…

10. En cuanto al uso del smartphone, depende del tipo de trabajo periodístico. Por ejemplo, si lo que quieres es contar como viven una tribu en el Amazonas, está claro que no puedes ir con un smartphone, por un problema de prestación sobretodo,  pero para la fotografía de los periódicos o de news, el smartphone me parece una buena herramienta, además es discreto…

 

ÁLVARO DEPRIT

álvaro-deprit-fotoperiodismo-3-0

Be first to comment