“Los tres ejemplos de fotoperiodistas que me he encontrado en la vida” por Javier Arcenillas

Red Note

He estado reflexionando toda la semana respecto a lo hablado en la entrevista para Fotoperiodismo 3.0, ya sabéis, somos así o soy así!!!

Me quedé con ganas de aportaros algo más que creo que pudiera ser fundamental respecto al fotoperiodismo…. he simplificado tres ejemplos de fotoperiodistas que me he encontrado en la vida.
(Esta faceta mía de Psicólogo… q difícil es desprenderse de ella )

*Aquellos que disfrutan haciendo sus fotografías y reportajes realizando un ensayo estético impecable pero el cual es tan insustancial y duradero como el sabor de un bocado de su comida favorita. Estos realizan un trabajo sin iniciativa personal centrando su quehacer diario en la información general sin cuestionarse el qué, el cómo,  el cuándo o los porqués!!!
Su mejor baza es el alto conocimiento técnico del medio, mientras que su tara es la insustancialidad de su trabajo a larga duración.

*Los que sobreviven con la imagen para ganarse la vida sin ningún ánimo de disfrutar o comprometerse, simplemente quieren ganar su dinero haciendo fotos y vivir el día a día de la actualidad. Pero resignados en su trabajo, muchas veces no quieren comprometerse a un tema de forma desinteresada o profunda.
La mayoría se autodefine como mercenarios de la fotografía, anclados en un mundo profesional al que pocas veces ven una salida digna. Muchos con gran experiencia informativa en la calle tienden a pensar que esa forma de trabajar es la única y necesaria llenando de argumentos y justificaciones su forma de entender el fotoperiodismo.

*Y están los que se comprometen, estos no son los clásicos que disfrutan de la fotografía. Sus reflexiones, cabezas y mentes están puestas en la intencionalidad y desarrollo de los trabajos que realizan. Su vida es un gran compromiso con aquello que quieren mostrar y que tienden a pagar de muchas formas en su vida diaria bien arriesgando la vida,  estando mal pagados o fracasando en muchas ocasiones en sus relaciones sociales con sus personas mas próximas; sin mencionar las secuelas emocionales que van absorbiendo cuanto mas compromiso van adquiriendo en sus respectivos reportajes. En ellos su herencia gráfica es mas rica y su militancia mas firme. Lo malo es que pocos consiguen salir y destacar en la forma que merecerían.

Habría que destacar que el fotoperiodismo no tendría que ser una plataforma para encumbrar a estrellas gráficas. Pero supongo que somos tan imperfectos como el propio sistema….

Un saludo.

Javier Arcenillas.

JAVIER ARCENILLAS

Be first to comment